blog, reflexion
Comments 2

✬ La magia de los momentos ✬

¡Buenos y reflexivos viernes, hippies!
 

Hay quien compara la vida como ir en un tren, a lo largo de tu vida, en tu tren, muchos se suben y muchos se bajan. Duele cuando algunos se bajan sin que tú quieras, te sientes aliviado cuando paras en el próximo andén y echas de tu vagón a quien ya no quieres que siga y te sientes incómodo cuando algunos suben sin que te lo esperes. Todo esto puede ocasionarnos unas heridas que son lecciones, aunque algunas dejan cicatrices y otras no, todas son lecciones. Vamos a cometer errores, vamos a hacer daño, nos van a hacer daño, perderemos a personas y conoceremos a otras nuevas. Las heridas nos dicen qué es lo que no debemos volver a hacer o decir, nos recuerdan lo mucho que hemos sufrido y nos han herido, nos enseñan, nos preparan la mente para lo que pueda venir y nos demuestran lo valientes o débiles que hemos sido. 

El otro día una sabia persona me dijo algo que sé que jamás voy a olvidar: cuando te pase algo malo, recuerda que te está sucediendo por alguna razón, aunque en ese momento no puedas verlo.” Todo tiene un significado y seguramente en el futuro mirarás atrás y te darás cuenta de por qué te paso aquello. Como ya dije en su día en el artículo de Sincronicidad, no casualidad ☯ mi madre siempre me ha inculcado la filosofía o mentalidad de que todo sucede por alguna razón, incluso hasta las cosas malas, esas para las que no estamos preparados o que no nos imaginamos que podrían pasar. 

No sé interpretar todas y cada una de las señales y mensajes que la vida me envía, y puede que nunca lo sepa, es como tratar de saber qué es lo que pasará mañana, no puedo saberlo, pero eso es lo bueno, que aún no lo sé pero lo sabré, es como si de una sorpresa se tratara. Cada momento tiene su magia y tarde o temprano acabaremos entendiendo el mensaje que cada momento nos ha brindado, pero que en su momento no logramos entender. Recordad que “nada nunca nos deja hasta que nos ha enseñado lo que necesitamos aprender.” Del mismo modo también pienso que muchas veces nosotros somos los que nos buscamos lo que nos sucede, esas sincronicidades, cuando deseas algo con muchas fuerzas tus energías hacen que tu deseo se cumpla. Atraemos lo que deseamos. 

“Te rodean un sinfín de espíritus, hija. Habitan la tierra, el agua y el cielo. Si les escuchas, ellos te guiarán.”

2 Comments

  1. Yo lo tengo claro, todo pasa por alguna razón. Es saber encajar las cosas.Y recibirlas de la mejor manera aunque a veces no es fácil. Hay épocas que te pasan más cosas malas que buenas,y a encajarlas como mejor sepa una.El vídeo todavía no lo pude mirar.Gracias por compartir. <3

    Me gusta

  2. Me alegra saber que piensas igual, Elisa. Cuando nos sucede algo malo es normal que nos sintamos tristes y nos duela, somos humanos y está en nuestra naturaleza que las cosas nos duelan, no somos piedras que no sienten ni padecen, pero como tú bien dices, la cuestión es saber encajar cada cosa y saber la lección que nos quiere enseñar, de todo de aprende.

    El vídeo es tan solo un pequeño fragmento de la película de Pocahontas que tanto me gusta desde que era pequeña.

    Un abrazo enorme y gracias por comentar 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s