blog
Dejar un comentario

Namasté, Septiembre ☮

9131e-img_20150717_104052Estamos tan acostumbrados a tenerlo todo… luz, agua, comida… abrimos la nevera y hay comida, le damos al interruptor y hay luz, miramos nuestra habitación y tenemos una cama, salimos a la calle y podemos comprar algo que nos gusta. Me pregunto si de verdad lo valoramos. No estoy acostumbrada a grandes lujos y ni siquiera los necesito, de hecho, soy feliz sin grandes cosas, desde que era pequeña me han enseñado a valorar todos los pequeños detalles, no me hacían ni muchos ni grandes regalos, y cuando abría un regalo y veía que eran unas acuarelas, unos sellos o un libro me sentía una de las personas más afortunadas del planeta. Y me encantaría transmitir eso al mundo, que no es más feliz el que más tiene sino el que más valora. Yo valoro. ¿Tú?. 

¡Bienvenido, Septiembre!

A esto se le llama empezar el nuevo mes reflexionando sobre la vida. Un nuevo mes que llega tan rápido como casi un abrir y cerrar de ojos, y es que el tiempo va demasiado deprisa me parece a mí, los días pasan al igual que los meses y las semanas y casi sin darme cuenta. Dicen que si el tiempo te parece que va rápido es una buena señal, que todo es poder de la mente y cuantos más recuerdos acumules en un sólo día, más rápido se te pasará. Todo lo contrario a cuando tiene un día aburrido, porque así el día se te hará eterno y las horas pasarán lentas.

Septiembre siempre fue uno de mis meses favoritos, tal vez algo raro ya que no es un mes de verano y ha sido y seguirá siendo el mes más temido para muchas personas, el mes mas temido por los niños que empiezan las clases y por algunos adultos que comienzan a trabajar. Pero a mi siempre me ha gustado septiembre, porque se cierra una etapa y comienza otra y porque es el mes de mi cumpleaños, así que cada año le doy la bienvenida con los brazos abiertos.

Espero que vosotros también reflexionéis sobre el primer párrafo que he escrito y que este mes valoremos todo, tanto en los buenos como en los no tan buenos días, desde que nos despertemos hasta que nos vayamos a dormir y desde los pequeños hasta los grandes detalles. 

“Cause I don’t know where it’s going, 

there’s a part of me that loves not knowing.”

This entry was posted in: blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s